Ultra-Tumba

Paranormal, Esoterismo, Ufología, Espiritismo, Ciencias Ocultas, Criptozoología...
 
ÍndicePortalCalendarioGaleríaFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Abducciones

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
LordZan
Administrador
Administrador
avatar

Cantidad de envíos : 51
Edad : 25
Fecha de inscripción : 02/03/2008

MensajeTema: Abducciones   Jue Mar 06, 2008 12:29 am

Secuestrados por Extraterrestres:

A lo largo de la historia existen muchos de casos de personas que han sido secuestradas por extraterrestres, relatan como fueron abducidos y examinados dentro de sus OVNIS y posteriormente devueltos al mismo lugar en el que fueron capturados. Normalmente la memoria de esos momentos queda bloqueada y se es incapaz de recordar nada de lo ocurrido, sienten un periodo o lapso de tiempo del cual no tienen recuerdos. Sin embargo con el tiempo algunas de estas personas, ya sea por métodos naturales o por regresiones hipnóticas, pueden llegar a recordar las experiencias vividas mientras fueron examinados e incluso dar detalles del interior del OVNI y descripciones de los extraterrestres que los examinaban.

Una de las constantes marcadas dentro del fenómeno de las abducciones es el hecho de que las personas que viven uno de estos episodios sólo los recuerdan fragmentariamente, como si o bien los secuestradores presuntamente extraterrestres les hubieran borrado la memoria consciente del hecho, o como si –más razonable aún– el propio cerebro del testigo ante el trauma que supone una experiencia de este tipo, hubiera decidido “olvidar” esos angustiosos momentos y alejarlos (a modo de mecanismo de protección) de la conciencia del abducido.

Las abducciones suelen producirse por la noche. En muchas ocasiones el secuestrado va conduciendo tranquilamente su coche por alguna carretera comarcal cuando de repente este parece detenerse, toda comunicación parece imposible puesto que aparatos de radio y telefonía se apagan y no reciben señal alguna. Tras ver una luz potentísima, el abducido ve cómo se acercan al automóvil unos seres pequeños y macrocéfalos que, tras anular su voluntad, lo llevan a bordo de una nave. Por norma general las descripciones que dan los “abducidos” suelen tener muchos puntos en común, el retrato robot del tipo de entidades más frecuentemente reportadas en los sucesos es de apariencia humanoide, con una estatura media de 1,20 metros, cabeza desproporcionadamente voluminosa, ojos muy grandes y prolongados lateralmente, piel grisácea, boca y nariz apenas esbozadas y brazos muy largos.
El abducido una vez dentro de la nave, es despojado de sus ropas y se le somete a un reconocimiento médico en una cámara contigua, de aspecto clínico, con paredes blancas y una “mesa de operaciones”, semejantes a las de los quirófanos, en el centro del habitáculo. El reconocimiento es llevado a cabo por los propios humanoides, aunque no son pocos los casos en que las tareas clínicas son llevadas a término por entidades que parecen estar en un plan de dependencia de otras, generalmente más altas y más humanas, que aplican diversos aparatos al abducido, le toman muestras de sangre, a veces de semen, de cabellos, de piel, etc., y si se trata de una mujer, le hacen lo que parece ser un reconocimiento ginecológico, introduciéndole por el ombligo una larga aguja. En algunas ocasiones finalizan con la implantación de “algo” en la nuca o bajo el cuero cabelludo (¿un microchip?). Sin embargo, a pesar de todos los esfuerzos empleados en tratar de localizar estos implantes, muy pocos casos han acabado arrojando alguna clase de prueba.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://ultra-tumba.foroes.org
LordZan
Administrador
Administrador
avatar

Cantidad de envíos : 51
Edad : 25
Fecha de inscripción : 02/03/2008

MensajeTema: Re: Abducciones   Jue Mar 06, 2008 12:29 am

En 1995 en Kadima (Israel), una mujer de 40 años se despertó a causa de unos ruidos procedentes del salón de su casa. Caminó de puntillas hasta la puerta de la habitación y vio una extraña criatura. Su apariencia era humana, pero medía más de dos metros de altura, iba enfundada en un mono plateado y se desplazaba flotando en el aire. Su rostro, de pequeña nariz y ojos muy grandes, era anormalmente redondo. El ser atravesó la pared de la casa y se dirigió hacía el jardín. Más tarde, la testigo comprobó que sobre el césped había un círculo de casi cinco metros de diámetro que contenía una sustancia roja y un puñado de piedras transparentes. La primera fue identificada como cadmio y lo segundo como cristales de silicio en estado puro.

Este es uno de los múltiples casos que se conocen de los visitantes de habitación.

“En 1995 hubo una intensa oleada ovni en Israel. Incluso la policía fue testigo de la aparición de naves y de humanoides gigantes, de entre 2,10 y 2,70 metros de altura. A veces aparecían envueltos en una especie de niebla y vestidos con una ropa de apariencia metálica. Dejaron numerosas huellas y el ejército israelí investigó los hechos, pensando que pudiera tratarse de terroristas”, ha declarado el ufólogo israelí Barry Chamish.
Alguna de las pisadas de estos seres tenían una profundidad de hasta 35 centímetros, equivalente a la presión de una tonelada. Curiosamente, casi todas las apariciones se produjeron los sábados por la noche.

En 1996 se grabaron 15 vídeos de OVNIs. El más espectacular, grabado en Hamata Raial, muestra un objeto volador con aperturas semejantes a ventanas.

El tiempo perdido

Según Budd Hopkins, uno de los más reconocidos expertos en abducciones, los casos de secuestros de humanos por EBEs (Entidad Biológica Extraterrestre) se producen cada vez en mayor número. De la encuesta que el realizó entre 6.000 estadounidenses, Hopkins dedujo que existía un porcentaje de un 2% de supuestos abducidos. Extrapolando los datos, se llegaría a la cifra de cinco o seis millones de abducidos sólo en Estados Unidos. Este experto cree que los EBEs vienen a la Tierra en busca de material genético humano con el fin de restaurar su raza agonizante.

En su libro Witnessed, Hopkins recoge las investigaciones que realizó sobre más de 200 abducciones de los últimos 20 años. Uno de los casos más espectaculares es el de Linda Cortile, ocurrido en pleno centro de Manhattann, Nueva York. Lo más sorprendente de este secuestro es la existencia de varios testigos que, en el momento del suceso aparentemente estaban incomunicados entre sí, ya que en la mayoría de los casos el abducido se encuentra solo en el lugar de los hechos. “Hubo unos 20 testigos, e incluso una mujer me escribió diciéndome que su coche se paró sobre el puente de Brooklyn en la noche del 30 de noviembre de 1989, mientras observaba un ovni de color rojo-anaranjado que arrojó un haz de luz azul y blanco sobre el edificio donde vivía la abducida Linda Cortile. Luego vio lo que parecía ser cuatro bolas difusas flotando hacia el ovni. Una de ellas era Linda”, dijo Hopkins.
Un mismo esquema de los hechos se repite casi siempre: aparece una luz fantasmal junto a una carretera o en plena ciudad, el motor de los vehículos se para y aparecen criaturas semejantes a seres humanos pero de pequeño tamaño y gran cabeza que le hacen a la víctima exámenes físicos y manipulaciones quirúrgicas semejantes a biopsias que frecuentemente dejan una cicatriz... En ocasiones introducen pequeños objetos en la cabeza o en otras partes del cuerpo de la víctima... Estos son algunos de los puntos comunes en las experiencias vividas por abducidos y que Hopkins defiende que se trata de hechos reales y no de alucinaciones.

Un término frecuentemente utilizado por la ufología, especialmente después de los estudios de Hopkins, es el missing time, el “tiempo perdido”. Se suele recurrir a la hipnosis para que los testigos puedan recuperar ese “tiempo perdido”, pero se plantean muchas dudas acerca de la eficacia de este método. “Muchas veces la hipnosis hace despertar al sujeto unas ilusiones que responden a deseos personales, ya sean conscientes o inconscientes”, afirman muchos psiquiatras y psicólogos.
El caso Valdés

Uno de los casos más conocidos mundialmente es el famoso incidente protagonizado por el cabo Armando Valdés Garrido, ocurrido en la madrugada del 25 de abril de 1977 en una zona situada al noreste de Arica, en el norte de Chile. “Desgraciadamente, por orden de los militares Valdés fue sometido a un tratamiento de electroshock, ya que no respondía a la medicación que normalmente se les suministra a los supuestos psicóticos”, dijo Mario Dussuel psiquiatra y miembro de AION (Agrupación de Investigaciones Ovniológicas de Chile). Ese tratamiento “borró” de la mente del protagonista unos hechos que podrían haber sido recuperados con hipnosis.
El caso de cabo Valdés contó con siete testigos, unos militares e ingenieros israelíes, que participaban en unas maniobras estratégicas en Pampa Lluscuma. Todos vieron una luz que descendió y se posó entre las colinas, a unos 500 metros de ellos. El cabo se internó en la luminosidad y desapareció. Regreso 15 minutos después y se desvaneció. Cuando recuperó la conciencia dijo: “Ustedes no saben quiénes somos ni de dónde venimos, pero les aseguro que pronto volveremos”, tras lo cual volvió a desmayarse.
Un detalle señalado por sus compañeros es que, tras la experiencia, su rostro mostraba una barba de varios días, aunque Valdes estaba afeitado en el momento de su desaparición. Su reloj digital se había parado y el marcador de la fecha señalaba cinco días más tarde, como si para Valdés hubiera transcurrido una semana en vez de unos pocos minutos.

Extracción de implantes

Derrel Sims, es quizás el mayor especialista mundial en implantes. Director de la publicación Houston UFO Network, Sims ha trabajado con el Dr. Roger Leir, fundador de la Foundation for Alien-Human Research, una organización que ha encontrado en los últimos años más de 30 implantes en los cuerpos de abducidos. Ambos investigadores han anestesiado por medio de la hipnosis a varias de estas personas y han logrado extraerles diversos tipos de implantes.

Los recelos que los demás investigadores podían tener se esfumaron ante la documentación científica y visual aportada por Sims en su ponencia y también en charlas privadas con ellos. Cartas e informes científicos de las más importantes universidades y centros de investigación de Estados Unidos y de países europeos respaldan una teoría que para algunos puede parecer descabellada: unas entidades no humanas están implantando en seres humanos objetos que no son producto de nuestra tecnología.

Uno de los métodos desarrollados por Sims y Leir para detectar posibles implantes consiste en iluminar con luz ultravioleta el cuerpo del supuesto abducido. Han comprobado que las marcas indelebles ocasionadas por el contacto físico con los EBEs y las cicatrices dejadas por una operación de implante se ven fosforescentes bajo la luz ultravioleta. “No conozco la causa, pero hasta un 31% de los abducidos sufren alergia a la procaína, un tipo de proteína. Un abducido acudió al oftalmólogo y éste quiso suministrarle procaína en gotas para dilatarle la pupila, a pesar de las advertencias del paciente. El hombre entró en coma”, explicó Sims.
Otra característica común a los abducidos es el síndrome post-traumático de estrés, muy parecido al que manifiestan los soldados que van a la guerra. Muchos experimentan recuerdos de su abducción en forma de flash, es decir, de imágenes caóticas que pasan por su mente a gran velocidad.

Experimentos con ADN

Algunos de los implantes extraídos por Sims y Leir se hallaban bajo la piel de sus pacientes. “No había una respuesta inflamatoria a dichos implantes, algo totalmente anormal puesto que se trata de un cuerpo extraño en el organismo. El tejido que los envuelve es de tipo nervioso y el núcleo del implante es a veces metálico y fuertemente magnético; en otras ocasiones se trata de materiales de origen meteorítico. Algunos están ligados a un nervio principal e incluso recubiertos por una membrana negra y fuerte que, según los análisis, está compuesta por hemosiderina, una especie de proteína de la sangre”, explica Sims.
¿Cómo explicar esa ausencia de rechazo de cuerpos extraños? Sims tiene una teoría: “Quizás el material biológico que recubre el cuerpo principal del implante contenga ADN del mismo abducido. Los EBEs pueden haber extraído material genético del paciente y haberlo sometido a un caldo de cultivo para fabricar la capa que recubra el implante, de forma que no exista rechazo”, razona el investigador.
Una sociedad demasiado perfecta

“La sociedad de los EBEs sería muy aburrida para nosotros, sin diversiones, sin música, sin arte... sin alegría en suma”. Así lo piensa David Jacobs, uno de los más prestigiosos estudiosos de abducciones de Estados Unidos. Sus afirmaciones se basan en su teoría de la “sociedad telepática” integrada por nuestros visitantes extraterrestres. “En el 95% de las abducciones, la comunicación entre el secuestrado y los EBEs se lleva a cabo por medio de telepatía”, expone Jacobs.
“Una sociedad telepática supondría la supresión de la privacidad del individuo, pues todos o casi todos se enterarían de lo que pasa por la mente de los demás. A raíz de ello, las cualidades personales mermarían, habría más uniformidad en el comportamiento del individuo y menos satisfacción personal”. “Se puede constatar que los actos de los EBEs secuestradores son fríos, sin pasión. Parecen estar concentrados solamente en el análisis clínico de los secuestrados. A veces intentan eliminar el dolor del paciente, pero no sabemos si lo hacen por compasión o para evitar que el estrés producido al abducido perjudique el resultado de sus experimentos”.
El comportamiento de los Ebes es comparado por Jacobs al de ciertos insectos de vida colectiva, como las abejas o las hormigas. “Es probable que entre ellos el grupo sea más importante que el individuo”, afirma. Tal vez el bien y el mal, como nosotros los entendemos, no existan para los EBEs. Muy rara vez, según demuestran las experiencias de los abducidos, estas criaturas manifiestan sus sentimientos. Al faltar una expresión de individualidad, está también ausente el sentido del amor hacia sí mismos y hacia los demás. Sus rostros son inexpresivos y no emplean una gestualidad facial o corporal como nosotros”,
La ironía, el sarcasmo o las variaciones del tono de la voz, en consecuencia, no existen en la “sociedad telepática”. “Pueden irritarse, pero no enojarse profundamente. Es posible que tengan relaciones sexuales con el abducido, pero nunca expresan amor; sólo es un acto mecánico de carácter reproductivo. Queda claro que esta sociedad alienígena está orientada hacia el trabajo y el grupo.
¿Has sido abducido?

El tiempo desaparecido

Una brecha en la memoria podía significar que una persona ha sido raptada, y fue obligada por sus raptores extraterrestres a olvidar la experiencia.

Terror irracional

Se dice que el pánico asalta a los secuestrados cada vez que se acercan a determinados lugares, ven un helicóptero que se cierne sobre ellos o se encuentran en otras situaciones que recuerdan el trauma reprimido. Pueden reaccionar con ansiedad a películas, crónicas periodísticas y libros que traten de los ovnis y de encuentros con EBEs.

Desordenes nocturnos

Los supuestos secuestrados pueden tener dificultad para conciliar el sueño, y es frecuente que solo logren un sueño muy ligero. Muchos sueñan con naves espaciales o extrañas criaturas; algunos inexplicablemente, se despiertan noche tras noche a la misma hora intempestiva.

Hemorragias

Al despertar, algunos se encuentran con sangre en sus almohadas; podría ser un efecto residual de la implantación o la eliminación quirúrgica del aparato de rastreo colocadas por los EBEs en las narices u oídos.
Los secuestrados descubren también enigmáticas marcas en su cuerpo. Pueden ser pinchazos, heridas punzantes o raspones.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://ultra-tumba.foroes.org
LordZan
Administrador
Administrador
avatar

Cantidad de envíos : 51
Edad : 25
Fecha de inscripción : 02/03/2008

MensajeTema: Re: Abducciones   Jue Mar 06, 2008 12:29 am

En función de los criterios identificados precedentemente, se propone un esquema clasificatorio con dos categorías básicas de abducción: de estado y de proceso, de manera análoga a como concibe Simon (1979) la descripción de un sistema. Si ésta implica poner en juego estrategias abductivas, es posible pensar (y así parece serlo conforme con los criterios seleccionados) que ambos modos de descripción, presuponen también dos maneras básicas de abducir.

La abducción de estado o de sustancia da cuenta del sistema en un momento dado, mostrando estados de situación de las variables a la manera de una fotografía. Las abducciones de proceso rescatan al sistema en toda su dinámica, dando muestras de su comportamiento desde un estado inicial T 0 a un estado siguiente T 1 .

Las características diferenciales entre ambas clases de abducción se sintetizan en el siguiente cuadro:

Tipos de abducción De estado De proceso
De sustancia De orden, De estímulo, De causa
Tipos de variable Absolutas Relacionales o contextuales
Niveles que relaciona Na y N-1 Na y N+1
Concepción de tiempo Estática Dinámica
Contexto Ausente Presente
Categoría peirciana Primeridad Segundidad
Enunciados que promueve Descriptivos Explicativos
Elementos de matriz que conecta V con UA UA con UA V con V

La clasificación propuesta, en tanto independiente de la de Thagard (1997), puede superponerse sobre ésta, es decir, es posible producir la abducción de estado, tanto en relación con el descubrimiento de casos como con el de reglas. Análogamente, la abducción de proceso, también puede vincularse con ambas formas de descubrimiento.

Como puede verse en el cuadro que antecede, la abducción de estado tiende a ser analítica, centrada en sí misma y puesta sobre objetos o cosas posibles de ser identificadas. Por su parte, la abducción de proceso, pone el acento en las dinámicas procesuales, mostrando cómo cada vez que una variable se expresa en un valor diferente, la otra con la cual ésta se relaciona, también fluctúa.

Una mención aparte merece la abducción de orden, que no obstante ser de tipo procesual no explica el proceso mismo sino que sólo lo describe. Al decir de Bateson (1997), aporta contenido informativo (como secuencia de estados), pero carece de lógica.

Analogando lo hasta aquí sostenido en términos de abducción con lo expresado por Peirce (1980), el pensamiento del sujeto de conocimiento se desplaza de la primeridad a la segundidad, de lo indefinido a lo definido, de lo irregular a lo regular, de lo estático a lo dinámico, de la mónada a la díada, de lo absoluto a lo relacional. Así, la evolución de la abducción en el espacio y en el tiempo, reproduce una de las tríadas irreductibles de Peirce, primeridad, segundidad y terceridad.

Si bien la clasificación propuesta no agota ni mucho menos los criterios clasificatorios en torno de la abducción, aporta algunas cuestiones básicas que hacen a la discusión sobre el tema.

Descripciones y explicaciones abductivas

Si la abducción está en la base de cualquier descubrimiento o justificación del conocimiento (recreación del descubrimiento), entonces participa de la generación de enunciados científicos, las descripciones y las explicaciones.

Un enunciado descriptivo identifica las cosas por referencia a sus propiedades y estados. Así, una abducción de sustancia es una proposición de esta clase, la que al evocar los caracteres de la cosa, luego la puede nombrar. En este sentido, la abducción sigue el camino inverso a la inducción, la que primero identifica la cosa, para luego enumerar sus propiedades, aunque la abducción no opera por enumeración sino por integración de los caracteres en una unidad total de sentido.

Los enunciados descriptivos son en muchos de los casos definiciones de corte sustancialista sin referencias dinámicas o procesuales, sino más bien centradas en elementos estáticos que dan cuenta de rasgos esenciales.

Otra clase de abducción que conlleva a descripciones son las de orden, pero a diferencia de las de sustancia, son dinámicas al incorporar elementos de índole temporal.

Las abducciones de estímulo y de causa son esencialmente dinámicas, de modo similar a lo señalado para la abducción de orden, pero a diferencia de ésta, el antecedente no sólo determina al consecuente, sino que lo produce (causa), o lo induce (estímulo), con lo cual le adicionan un componente propio del ámbito de las explicaciones.

Niveles de abducción y niveles de matrices de datos

Samaja identifica tres niveles de matrices de datos al referirse a la estructura compleja del dato científico. Este autor supone que la realidad a investigar se presenta a la manera de un sistema complejo, donde un nivel es jerárquico en relación con otros menos complejos. Así, nomina el nivel supraunitario (suprasistema), el de anclaje (sistema) y el subunitario (subsistema), imaginándolos uno dentro de otro, a la manera de las cajas chinas o las muñecas rusas (Samaja 1995).

Los cuatro tipos de abducción señalados anteriormente, operan en estos niveles conforme con el tipo de variable que cada una de ellas entraña.

La abducción de sustancia hace uso de variables absolutas cuyas dimensiones operan como variables en el nivel inferior. En términos de matrices, el flujo de información transita desde esas variables hacia las unidades de análisis que se identifican.

La abducción de orden relaciona un mismo tipo de unidad de análisis pero en dos tiempos diferentes, lo que debe entenderse metodológicamente como dos entidades distintas, o sea, la información transita entre los estados de una unidad de análisis y los de otra en un momento distinto.

Las abducciones de causa y de estímulo fluyen de una variable a otra, es decir, el tiempo transita entre ambas permaneciendo la unidad de análisis como una entidad constante.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://ultra-tumba.foroes.org
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Abducciones   

Volver arriba Ir abajo
 
Abducciones
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Película sobre las Investigaciones del Dr Corrado Malanga (Abducciones)
» Abducciones
» Informe exclusivo: Los motivos de las abducciones y las ciudades intraterrenas
» Abducciones: el caso de Linda Napolitano
» Abducciones Extraterrestres

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Ultra-Tumba :: Ufología :: Abducciones-
Cambiar a: